Accidentes en Vía Pública

Accidentes en Vía Pública


Notice: Undefined offset: 1 in /home/content/a2pewpnas01_data01/49/3877049/html/wp-includes/media.php on line 67

Sufrir un accidente siempre es un momento traumático e imprevisto, en el que todo se centra en atender la salud de la víctima y poco o nada en las circunstancias o el entorno, lo que a menudo dificulta la posibilidad de exigir responsabilidad al culpable del mismo, bien por haberlo causado directamente o bien por ser el responsable de no poner cuidado en evitar que el accidente ocurra.

Lo primero es llamar al 112 para que éste active el plan de emergencia para estos casos, que avisarán a la Policía Local o a la Guardia Civil para que levanten el atestado y a una ambulancia. Pero en ocasiones se toma la decisión de subir al accidentado en un vehículo particular para acudir al centro de urgencias más cercano.

 

¿Sabe lo que un abogado tiene que hacer para poder reclamar con éxito en caso de sufrir una CAÍDA EN LA VÍA PUBLICA?


Para que una reclamación prospere, tenemos que conseguir probar:

1.- Que el accidente se produjo en el lugar, día y hora que indicamos, y provocado por culpa de lo que decimos. Para ello es vital contar con un atestado levantado por la policía local o guardia civil que se persone o con los datos de testigos presenciales el mismo (al menos, nombre y teléfono).

2.- Que los daños que se dice que se han sufrido fueron provocados por dicho accidente. Una de las justificaciones.

No es extraño sufrir un accidente en la vía pública. Si el accidente se produce por motivos relacionados con el estado del pavimento o del mobiliario público, es posible reclamar una indemnización a la Administración Pública responsable del estado de dicha vía pública tanto si se producen lesiones como se si producen daños materiales.

 

En caso de accidente en la vía pública hay que llamar a la policía local o a la guardia civil para que elabore el atestado en el que conste la causa del accidente (desperfecto en la acera,  obstáculo no señalizado debidamente, etc.). También hay que avisar a los servicios médicos o acudir a un servicios de urgencias para que puedan peritar los daños sufridos, además de tratar las lesiones.

Esto lo necesitarás tanto para determinar sobre qué Administración pública recae la responsabilidad del correcto estado y mantenimiento de la vía así como para reclamar una indemnización por daños personales y materiales por vía judicial contenciosa-administrativa.

Para presentar una reclamación de este tiempo es necesario presentar una serie de documentos, como son la documentación personal, el atestado policial que detalla el accidente y los informes médicos relacionados con el mismo. Además, es recomendable recoger todas las pruebas posibles que verifiquen lo ocurrido.

Otro punto que debemos considerar cuándo poner la reclamación. En principio, tenemos un año a partir de la curación de las heridas o daños, o a partir de que los médicos determinan el alcance de las secuelas. Es entonces cuando debemos hacer una reclamación directamente (y previa a la vía judicial, con carácter obligatorio) a la Administración explicando el suceso y reclamando los daños personales y materiales sufridos en el momento del accidente.

La Administración tiene 6 meses para responder. Si pasado este periodo no hemos obtenido ninguna respuesta por parte de ésta, procederemos a iniciar la reclamación de daños mediante la vía judicial en los 6 meses siguientes. Si la respuesta y resolución de la Administración no cumple nuestras expectativas, contamos con un plazo de 2 meses para interponer un recurso contencioso-administrativo por vía judicial.

En estos casos, es recomendable contar con asesoramiento jurídico. Existen muchos bufetes de abogados especializados en este tipo de asuntos que solo cobran en caso de conseguir indemnización o que solo cogen casos con resultados garantizados (lo que ahorra tiempo y complicaciones).

Y hasta entonces, ¿qué?

Como hemos dicho, la reclamación solo debe ponerse cuando tengamos algo real que reclamar. En algunos casos puede pasar poco tiempo, pero en casos más graves, pueden tardarse meses en establecerse el alcance real de las lesiones, a lo que hay que añadir los meses de espera. En total, pueden pasar hasta dos años para conseguir un veredicto favorable.

Para contar con un soporte económico y de asistencia rápida en estos casos, y en otros muchos, tener un seguro de accidentes ayuda, y mucho, sobre todo en caso de invalidez, aunque sea temporal, ya que no siempre estaremos en disposición de solicitar prestaciones por baja, y los días pasan, a pesar de todo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *